Encuadernación cosida: Principales características y ténicas

Entre los tipos de encuadernaciones más reputados, se encuentra la encuadernación cosida. Desde el s. XIX se ha venido empleando tanto de forma industrial como artesanal. Por lo general, es sencilla de llevar a cabo y no implica un gran coste de producción.

A continuación vamos a explicar todo lo relativo a la encuadernación cosida. Se hablará de su historia, de sus características básicas y del proceso que se lleva a cabo a la hora de encuadernar un libro por medio de esta técnica.

En relación a la historia de la encuadernación, cabe distinguir dos importantes momentos. El primer de ellos se conoce como el de la encuadernación artesanal o clásica, y es anterior al s. XIX. El segundo, es el de la encuadernación industrial o moderna, y es posterior al s. XIX. La principal diferencia es que, durante esta época, se producen una serie de innovaciones tecnológicas que permiten abaratar, masificar y sistematizar la producción de todo tipo de documentos impresos.

De ahí que surjan nuevas técnicas de encuadernado o que las anteriores sufran cambios sustanciales. Asimismo, el libro pierde valor como objeto de culto y adquiere valor como objeto histórico y de colección.

En cuanto a la encuadernación cosida, cabría decir que es una de las más recomendadas. Si bien es cierto que el cosido y todo el proceso de encolado se puede realizar a mano, también puede producirse maquinalmente, de forma mucho más rápida y barata. Por otra parte, si lo que se desea es un encuadernado con dichas características, una copistería o imprenta online especializada puede proporcionar actualmente alternativas quizá más rentables.

Entre estas se contarían, por ejemplo, el encuadernado a la americana o la encuadernación fresada. Sin duda, el mayor atractivo que ofrece un cosido es el de poder realizar una encuadernación cosida a mano.

¿Qué es exactamente la encuadernación cosida?

La técnica de encuadernación cosida consiste en unificar las hojas de un documento por medio de un cosido que se realiza atravesando verticalmente el lomo. No se deben confundir esta clase de cosidos con otros implicados en otro tipo de encuadernaciones como, por ejemplo, la encuadernación copta o la japonesa.

La principal diferencia es que, en el caso de la encuadernación cosida, el cosido no es visible ya que queda oculto por el lomo de la cubierta, mientras que, en los otros casos, sí. Así pues, una de las características de la encuadernación cosida es que el cosido es un elemento puramente funcional, sin ningún valor estético propio o de embellecimiento.

¿Cómo se realiza un cosido?

Hay distintas maneras de realizarlo. Para el caso, bastará con explicar la más sencilla y habitual de todas, el cosido puntillado.

En primer lugar, deben unificarse todas las hojas del documento por medio del encolado. Después, se le realizan perforaciones en el extremo que iría pegado al lomo, verticalmente. Para esto se pueden emplear distintas herramientas de carpintería o, en caso de que el taco sea muy grueso, incluso una broca del calibre adecuado. Luego se pasaría un hilo por entre los orificios, de tal forma que el hilo pasaría alternativamente por la parte superior y posterior del documento.

Después, se realizaría un cosido de ida y de regreso; es decir, todo a lo largo del documento, tanto por arriba como por abajo. Una vez hecho esto, se deben de realizar nudos en los distintos puntos del cosido.

¿En qué se distingue el encuadernado pegado del cosido?

La principal diferencia es que el encuadernado pegado supone encolar el taco de hojas directamente en el lomo. Esto implica distintos riesgos. Antes que nada, en cuanto la cola envejezca, el documento corre el riesgo de partirse por la mitad o de que se le desprendan ciertas hojas.

El cosido impide que esto suceda, si bien, por contrapartida, es un proceso manualmente más caro y lento. Asimismo, aunque no es totalmente necesario, este procedimiento también supone dividir el mazo de hojas en cuadernillos y coserlos, si se quiere, por separado. De esta manera el resultado final es mucho más resistente y elástico.

Por lo general, el cosido se emplea para producir documentos de perdurabilidad a largo-medio plazo o bien que requieren ser consultados con mucha asiduidad. El encolado simple es ideal para revistas y publicaciones periódicas publicitarias.

¿Qué es el “perfect binding” o encuadernación perfecta?

Es otra forma de referirse a la encuadernación a la americana. El calificativo de “perfecto” hace referencia, básicamente, a la idoneidad, a la rapidez y al poco costo de este tipo de encuadernado. No obstante, en términos técnicos, el cosido es una forma de encuadernar sin duda mucho más perfecta.